jueves, 28 de marzo de 2013

À BIENTÔT!

Me voy unos días fuera. Estaré haciendo un viaje muy especial: el Camí de Cavalls. Se trata de una antigua ruta que rodea la isla de Menorca por la costa; se dice que se construyó como método de defensa en el siglo XIV, cuando el rey Jaume II obligó a sus territorios dominados a tener un caballo armado para defender la isla y vigilar la costa. Siglos más tarde fue utilizado por franceses y británicos, durante sus dominaciones. Actualmente, después de mucho trabajo de reivindicación y recuperación, es un camino público que rodea la isla y se ha convertido en un reclamo turístico importante. 



Tiene 20 tramos repartidos en 185 km. Nosotros intentaremos hacer unos 3 tramos al día, es decir unos 30 km. cada día. Menorca no es una isla con montañas, casi todo el camino es llano, aun así encontraremos algún desnivel importante. El km. 0 está en el Puerto de Mahón, donde empieza el tramo 1, pero nosotros empezaremos por Ciutadella, y terminaremos también en Ciutadella, porque es un recorrido circular. 
El camino está súper bien señalizado con estacas cuadradas que indican el número de tramo y la parte del tramo, y paneles informativos. 



A lo largo del camino nos encontraremos con espectaculares acantilados, idílicas calas de aguas cristalinas, barrancos, zonas de cultivo... También elementos muy interesantes de arquitectura popular: torres de vigilancia, barraques, canteras, paredes de pedra en sec, aljibes, ermitas rurales, llocs (casas de campo)... y también restos de arquitectura talayótica (taules, navetes, poblados, necrópolis...) y romana (poblado Sa Nitja).




Y ahora viene la gran pregunta: ¿qué me llevo para comer? 
Mis amigos son no-vegano, así que ellos harán una compra común y compartirán comidas, y yo voy por mi cuenta (sería muuuy difícil hacer una compra todos juntos...). Para decidir qué me llevaba para comer, consulté el post de Sandra del blog Pipa de Calabaza, donde explica súper bien lo que debes llevarte cuando viajas siendo vegana. También consulté el post de Mireia Gimeno, muy interesante. A partir de ahí, teniendo en cuenta mis gustos, los días que estaremos fuera y el hecho de que no podremos cocinar nada (está prohibido hacer fuego), hice mi lista: 

* Para desayunar, mezcla de copos de 5 cereales con bebida vegetal (gracias Sandra por la idea de los bricks pequeños!).

* Frutos secos y otras cositas para picar: almendras, nueces, dátiles, tomates secos, higos secos, bayas de Goji, arándanos, pasas... 

* Fruta: plátanos, manzanas, naranjas, piña troceada

* Chocolate negro ecológico

* Galletitas caseras de avena 

* Pan de centeno

* Hummus y otros patés vegetales caseros

* Algas deshidratadas

* Crudités: zanahoria, pimiento, calabacín, apio, pepino... 





El primer día saldremos de casa desayunados, y podremos llevarnos algo más elaborado para comer; yo me llevaré pan integral con hamburguesa de tofu y verduritas para comer, y sushi para cenar. Si tengo tiempo puede que haga un bizcocho o galletitas para compartir, así empezaremos la ruta con algo dulce, que siempre viene bien. 
Cuando pasemos por un núcleo urbano aprovecharemos para comprar algo, aunque sea un poco de fruta y una barra de pan! 



Será un viaje difícil, y seguro que en algún momento pensaremos "¿porqué me apunté a esto??", pero seguro que será espectacular y tendremos la oportunidad de desconectar (sobretodo de la tecnología...), conectar con la naturaleza, respirar aire puro y ver unos paisajes impresionantes. 




¡Nos vemos a la vuelta!



Imágenes: aquí, aquí y aquí

miércoles, 27 de marzo de 2013

PIQUE-NIQUE

El año pasado estuve 2 meses en París, y aparte de todo lo impresionante que tiene la ciudad (¡qué museos!), me fascinó ver cómo viven los parisinos el tema de los picnics. A la mínima que ven un rayito de sol salen corriendo con sus manteles y su comida riquísima y se plantan en cualquiera de los muchos parques que tiene la ciudad y ala, a disfrutar se ha dicho!

Foto



Fue una de las cosas que más disfruté (además de las visitas culturales) y lo que recuerdo con más entusiasmo, porque pude ir a diferentes lugares con gente diferente, y ver la ciudad y su gente desde diferentes puntos de vista. El picnic que más me gustó fue el que hice en Quai Henri IV, al lado de Île Saint-Louise (mi lugar preferido de la ciudad) un jueves por la tarde; vimos como se ponía el sol dejando la ciudad teñida de naranja, mientras los bateaux iban y venían llenos de turistas, hasta que se hizo de noche y la ciudad se iluminó con ese encanto que sólo allí encuentras, fue mágico. 
Y claro, al llegar a casa estaba como loca por hacer picnics... pero no es lo mismo. Lo he intentado varias veces, y me encanta igual, pero los picnics en Paris son especiales... 

Foto



Aquí os dejo unas cuantas ideas para un picnic vegano: 

* Crudités con hummus y otros patés vegetales

* Brochetas de frutas

Quiche de avena

* Tomates cherry

* Pastel de verduras

Pastel de algarroba 

* Higos secos, dátiles y otras frutas desecadas

Croquetas de mijo

* Frutos rojos: arándanos, bayas de Goji, frambuesas... 

Magdalenas veganas 

Galletas de centeno

* Frutos secos: almendras, nueces, avellanas, anacardos... 




Foto

Bon appetit!

martes, 26 de marzo de 2013

GALLETAS DE CENTENO

El último día que fui a hacer la compra a la herboristería decidí comprar un paquete de copos de centeno, para cambiar un poco mi desayuno, y los probé con el yogur de soja. Están muy buenos, aunque no me convencieron del todo, porque la avena me gusta demasiado... Como todavía me quedaba el paquete casi entero decidí hacer unas galletas. El experimento quedó delicioso!!




Ingredientes
250 g de copos de centeno
100 g de harina integral 
50g de aceite de oliva virgen extra
50 g de panela
25 ml. de bebida vegetal (yo he puesto de avena)
2 cucharadas soperas de compota de manzana
un puñadito de pasas (opcional)


Así se hacen:
Precalentamos el horno a 180º.
Mezclamos todos los ingredientes en un bol hasta conseguir una masa homogénea y un poco pegajosa. 
Vamos cogiendo trozos de la masa y formamos galletitas redondas (esta parte es un poco difícil, porque cuesta manejar la masa...). 
Metemos en el horno a 180 grados durante 15 minutos. Deben estar ligeramente doradas.
Las sacamos del horno y las dejamos enfriar. 




Comentarios
* Si no tenéis compota de manzana podéis calentar una manzana en trocitos en el microondas 2 minutos y después aplastarla con un tenedor. La manzana actúa de aglutinante, sustituyendo así el huevo. 
* Si os gustan las galletas muy dulces podéis ponerle 100 gr. de panela. A mí me quedaron en su punto, pero para los más golosos puede que no sea suficiente.... ;) 


Y ahora que estamos en fiestas... ¿qué os parece regalar estas preciosas galletitas envueltas en un papel de seda bonito, en lugar de la mona y otros dulces típicos de Pascua tan poco sanos? :) 



¡Felices Fiestas!

lunes, 25 de marzo de 2013

COSMÉTICA NATURAL I


Cada vez me gustan menos los productos de cosmética que se venden en supermercados, perfumerías... Body milk, gel, champú, crema para el rostro, exfoliante, pasta dentífrica, crema de manos... todos tienen algo en común: la gran cantidad de productos tóxicos que tienen. Nunca nos paramos a pensarlo, pero a diario nos ponemos en el cuerpo productos que poco tienen de natural. Éste vídeo lo explica muy bien. 

Austria es un paraíso para los amantes de lo bio: la mayoría de los productos del supermercado son bio y a unos precios inmejorables, e incluso tienen supermercados 100% ecológicos. Cuando estaba allí compré un montón de productos de cosmética bio para tener "reservas" aquí, y me alegro de haber tenido esta idea! 



Pero los productos austriacos no me van a durar para siempre... Ojalá algún día encuentre una marca de cosmética ecológica española con la calidad y el precio de las marcas alemanas y austriacas... Pero mientras esto no pasa, voy buscando recetas de cosmética natural, así al menos sé lo que me pongo en el cuerpo y además resulta super económico! En estos dos libros encontré algunas cosas interesantes: 




He probado algunas de las recetas, aunque he tenido que "veganizarlas", porque en la mayoría se utiliza leche, miel, yogur y huevo. Ahí van: 


Exfoliante para el rostro



Mezclamos sal marina y aceite de oliva a partes iguales. La cantidad depende de si queréis sólo un poquito por probar o queréis hacer más y guardarlo para más veces. It's up to you!
Una vez tengamos la mezcla, masajeamos todo el rostro, de arriba a abajo y de dentro hacia fuera. Dejamos actuar unos 5 minutos y aclaramos el rostro con agua tibia. Es resultado: una piel super suave!
También podéis usar este exfoliante para las manos, quedan finísimas. 


Exfoliante para el cuerpo



Mezclamos azúcar moreno y aceite de oliva a partes iguales con el jugo de medio limón. Las cantidades dependen de si queréis exfoliar todo el cuerpo o sólo algunas partes, al hacerlo veréis si tenéis suficiente o si queréis añadir. 
Antes de ducharnos, masajeamos el cuerpo con el exfoliante, insistiendo en las partes que suelen estar más secas: codos, rodillas y talones. 
Después nos metemos en la ducha y aclaramos. 
Con este exfoliante natural eliminaremos las células muertas de la piel, estimularemos la circulación, eliminaremos los pelillos que quedan bajo la piel y quitaremos la suciedad. La piel queda impresionante!

Recomendaciones: 
Pieles grasas = 2 veces a la semana
Pieles secas = 1 vez a la semana
Pieles sensibles = 1 vez al mes


Agua facial de té verde



Hervimos una taza de agua y añadimos 2 cucharadas soperas de hojas de té verde. Si no tenéis hojas de té verde se pueden hervir 2 bolsitas de té. Dejamos reposar unos 10 minutos y lo guardamos en un pulverizador de cristal. 
Aplicamos sobre el rostro limpio una o dos veces al día y dejamos secar. No hace falta aclarar. 
Si no tenéis pulverizador, se puede guardar en un botecito de cristal y aplicar con un disco de algodón. 
Se puede guardar un máximo de 3 días, después debemos volver a hervir té. 


¡Feliz día!

sábado, 23 de marzo de 2013

SABBATH MANIFESTO

Hace tiempo encontré esta imagen en internet, y la guardé porque me gustó mucho lo que decía: 




Hoy he buscado información sobre este "manifiesto" y he descubierto que Sabbath Manifesto es un proyecto creado por un grupo de artistas judíos que forman parte del grupo Reboot, y que quieren "reiniciar" las tradiciones y rituales de la vida judía. La idea es tomar un respiro, cargar las pilas, desconectar de todo durante un día, para ver que la vida es mejor si se vive slow


Foto


Algunas otras ideas para desconectar...

Leer un buen libro

Cocinar

Preparar té y compartirlo con alguien 

Pasear por la playa

No poner el despertador y dormir hasta que no tengas sueño

Dar un paseo en bicicleta por un lugar bonito

Visitar un museo

Que alguien te dé un masaje

Ver la puesta de sol o mirar las estrellas 

Ir a un lugar desconocido

Escribir una carta a un/a amigo/a (¡a mano!)





¡Feliz Sabbath!

viernes, 22 de marzo de 2013

DESAYUNO JUSTO

Hoy no tenía yogur de soja para tomar con mi querida avena, así que he decidido darme un capricho y he desayunado una tostada con crema de cacao. Pero no una crema cualquiera... se trata de una deliciosa crema de cacao de Intermón Oxfam, hecha con ingredientes procedentes de Comercio Justo y además ¡es vegana! ¿no es genial?
Untada sobre la tostada caliente con semillas de sésamo por encima está deliciosa... Y acompañada de un vaso de bebida de avena ya no puede ser mejor. 



Si preferís hacer vuestra propia crema de cacao vegana, aquí tenéis una recetas deliciosas: 

* "Nutella" Casera de Más allá del Gluten

* Crema de avellanas de Cocina Vegana Fácil

* "Nutella" vegana, casera y rápida de Mi Vida con un Vegano

* "Nocilla" casera de ¿Y si nos cuidamos?


¡Feliz desayuno!

jueves, 21 de marzo de 2013

WELCOME SPRING!


¡Ya es primavera! 
Os propongo ver este cambio de estación como una oportunidad para dejar atrás cosas que ya no interesan, hacer limpieza en todos los sentidos, renovarnos, empezar nuevos planes... 

Ilustración


Aquí tenéis algunas ideas para renovarse y empezar esta nueva etapa con energía y positividad: 

* Dar un paseo por el campo y recoger flores silvestres para hacer un bonito ramo y colocarlo en nuestro lugar favorito de la casa.

* Cambiar la disposición de los muebles de la habitación, así le damos un nuevo aire y nos parecerá que dormimos en un lugar nuevo.

* Hacerse la manicura y pedicura, y pintarse las uñas de un color alegre. 

* Cambiar los cuadros de las paredes de casa y las fotos. 


* Escribir una lista de las cosas que hemos conseguido desde que empezó el año y lo que queremos conseguir antes de que finalice. 

* Hacer una limpieza en las cuentas de email, Facebook, Twitter y demás. Con el tiempo vamos acumulando mensajes, contactos y otra información que seguramente ya no nos sea útil y sólo ocupa espacio. 

* Practicar Feng Shui. Incluso pequeños detalles como una vela o una planta pueden reactivar la buena suerte y hacer que un espacio se vea más feliz.

* Limpiar la cartera y los bolsos. Siempre acumulamos tarjetitas, tickets de compra, pintalabios, boli, pañuelos, mechero, pendientes, chicles... Seguro que después de limpiarlas nos sentimos mucho mejor, e incluso puede que encontremos algún objeto que creíamos perdido! Seguro que así el bolso pesa menos y no llevamos cosas innecesarias. 

* Quedar con un/a amigo/a al que hace tiempo que no vemos, poneos al día y descubre lo bien que sienta tener amigos/as


Foto


* Proponerse abrazar al menos a una persona cada día. 

* Empezar un pequeño huerto en casa. No hace falta tener un gran jardín, se puede hacer en un balconcito. Verás lo fantástico que es comer algo que has cultivado tu

* Practicar la gratitud. No cuesta nada ser agradecido y se recibe mucho a cambio. Por ejemplo, si vamos al supermercado a comprar, podemos regalar una gran sonrisa y un GRACIAS a la cajera, seguro que le animamos el día y nos sentimos más felices. También debemos agradecer todo lo bueno que tenemos en la vida: una familia unida, un grupo de buenos amigos, un trabajo que nos llena, una persona especial que hace que la vida sea maravillosa... 

* Ir a la peluqueria y cambiar de look. Si nos renovamos por fuera nos sentiremos una nueva persona y también nos renovaremos por dentro.

* Seguir un plan detox durante una semana, para depurar el cuerpo y eliminar todos los tóxicos que hemos ido acumulando. De esta forma empezaremos esta nueva etapa con más energía y con el cuerpo limpio y sano. Se trata de eliminar las sustancias nocivas del cuerpo para que el hígado y el sistema linfático puedan trabajar correctamente. 

* Hacerse voluntario o colaborar con alguna organización. Los actos altruistas nos ayudan a ser más felices porque al ayudar a otras personas nos sentimos bien con nosotros mismos.   


Foto

¡Feliz Primavera!

miércoles, 20 de marzo de 2013

CENA SUPER RÁPIDA Y RICA

Ésta es una idea para los días en que tenéis poco tiempo o pereza de cocinar. Muy, muy fácil y muy sano! Y lo mejor es que podéis sustituir los ingredientes por otros que os gusten más, se trata de ir probando... ¡Imaginación al poder!




Ingredientes
Pan de pita integral ecológico
Brócoli
Tomate
Calabaza
Sésamo

Así se hace:
Cortamos la calabaza y el brócoli en trozos y los hacemos al vapor unos 5 minutos. 
Cortamos el tomate en daditos (aquí tenéis una genial idea para hacerlo). 
Ponemos el pan en la tostadora unos 2 minutos, y cuando esté listo lo abrimos con un cuchillo. 
Untamos el pan con hummus y ponemos encima el resto de ingredientes. 
¡A mí me encantó!

martes, 19 de marzo de 2013

MERMELADA DE NARANJA

Hace unos días me regalaron unas naranjas monísimas y ecológicas, aunque muy amargas. Para aprovecharlas busqué una receta de mermelada de naranja y encontré ésta, que me inspiró para hacer mi propia versión.

Ingredientes
12 naranjas ecológicas*
1 manzana ecológica
300 gr. de panela
Ralladura de 1 naranja







Así se hace
Lavamos una naranja (ecológica) y rallamos la piel. 
Pelamos el resto de las naranjas y las cortamos en rodajas. Intentamos recoger el zumo que suelten. 
Pelamos la manzana y la troceamos. 
Ponemos las naranjas y la manzana en una olla con la panela y el zumo que hayamos podido recoger al trocearlas, y lo dejamos todo a fuego lento durante 2 horas, removiendo de vez en cuando. 
Cuando veamos que ha adquirido una textura melosa apagamos el fuego y rellenamos botes de cristal con la mermelada. La dejamos enfriar en los botes cerrados y en unas horas ya podemos disfrutar de nuestra mermelada de naranja! 





Para probarla, tosté una rebanada de pan de cereales, unté la mermelada y puse unas rodajas de manzana y semillas de sésamo encima, ¡delicioso! 




* Si no podéis comprar todas las naranjas ecológicas, al menos comprad una para rallar, porque utilizamos la piel y si no es ecológica nos comeremos mermelada con pesticidas! 

domingo, 17 de marzo de 2013

Marzo: MES SIN CARNE


Para quien no lo sepa, el mes de marzo es el Mes Sin Carne. Se trata de una genial propuesta nacida en la blogosfera que pretende divulgar el vegetarianismo y demostrar que se pueden comer platos riquísimos sólo con ingredientes de origen vegetal.  



Después de leer algunos de mis blogs de cocina preferidos y ver los fantásticos menús que proponen para este mes (Espinacas con Garbanzos, Mi Vida con un Vegano, ¿Y si nos cuidamos?, Begin, Vegan, Begun), me sumo a la propuesta y propongo un menú con algunos de mis platos preferidos que he encontrado en la red:

Para picar
Chapatis (Dime que comes) con paté de tomates secos (Vegetarianismo) y hummus (Hiulit's Cuisine).
Me encanta preparar patés y guardarlos en botes de cristal, para ir comiendo durante la semana. Mis dos preferidos son estos, el primero porque cuando lo hice por primera vez me quedó IGUAL que la sobrasada, incluso el gusto se parecía! Y a mi madre le encantó... Y el segundo porque me encantan los garbanzos y este paté tan fácil de hacer queda deliciooooso!




Plato principal
Pastel de quinoa y champiñones (Oasis Vegetal). 
Uno de los cereales que he descubierto en mi “nueva vida” y de mis preferidos (de ahí el título del blog), por su versatilidad y sus propiedades. Yo lo suelo hacer con cúrcuma y verduritas, pero esta receta apetece mucho!




Postre
Tarta vegana de mousse de chocolate (Cocina rica sana y vegana).  
Ahora ya estoy “desintoxicada” y casi no como chocolate, pero a un postre como éste no le puedo decir que no! 



¡Feliz Mes Sin Carne! 


sábado, 16 de marzo de 2013

PASTEL DE ALGARROBA


Éste es un clásico en mi casa, gusta a todo el mundo y siempre es una buena opción para una cena con amigos, es genial ver las caras de la gente cuando les dices que no lleva chocolate, ni huevos, ni mantequilla...
Es muy fácil de hacer, y por supuesto se puede cambiar la harina de algarroba por cacao en polvo. ¡Os aseguro que está buenísimo! 

Ingredientes:
300 gr. de harina integral de trigo
200 gr. de panela
50 gr. de algarroba en polvo o cacao en polvo de Comercio Justo
1 cucharadita de levadura en polvo
270 ml. de leche vegetal (si queréis un sabor especial, podéis probar con bebida de soja sabor vainilla; creo que la única ecológica es Provamel)
70 ml. de aceite de oliva virgen extra
Al gusto: un puñado de frutos secos al gusto, pepitas de chocolate negro, trocitos de manzana... Yo esta vez he puesto copos de avena. 

Así se hace:
Precalentamos el horno a 170º.
Mezclamos en un bol la harina integral, la panela, la algarroba en polvo y la levadura, removemos con una cuchara de madera hasta que esté todo bien integrado.
Añadimos la bebida vegetal y el aceite de oliva, hasta que nos quede una masa sin grumos.
Incorporamos el resto de ingredientes que elijamos al gusto y removemos bien para integrarlos.
Vertemos la masa sobre el molde untado en aceite y horneamos durante 30 – 35 minutos. Una vez listo, sacamos del horno y dejamos enfriar.



Con una taza de té de frutos rojos está buenísimo... 



¡Que aproveche!

* Comentarios a la receta
La algarroba es un buen sustituto del chocolate, además le da el mismo color al pastel y casi tiene el mismo olor y sabor! No tiene gluten, lo que lo convierte en ingrediente ideal para postres para celíacos. Contiene azúcares naturales, por lo que no es necesario añadir más azúcar al postre; posee hierro, calcio, potasio y vitaminas A, B1, B2, B3, C y D. En definitiva, un sanísimo y rico ingrediente para nuestros postres!  

Si preferís hacer el pastel con cacao, recordad que es mucho mejor elegir cacao de Comercio Justo, de este modo nos aseguramos que nadie ha sido explotado y ayudamos a las personas  en países en vías de desarrollo a vivir dignamente. 

viernes, 15 de marzo de 2013

TODO EMPEZÓ...



Supongo que debo empezar por explicar cómo y porqué tomé la importante decisión de hacerme vegana. Se trata de algo que cambia toda tu vida, ya que no es sólo un cambio de hábitos alimentarios, sino otra forma de ver la vida.
Nunca antes me lo planteé, e incluso pensaba que era demasiado extremo, un tipo de vida muy complicado, una visión un tanto exagerada de las cosas... todo lo contrario a lo que es en realidad!
Todo empezó en Austria. Me fui allí unos meses para aprender alemán, trabajar como au pair y vivir una experiencia diferente y emocionante. Y sin duda lo fue, puesto que el hecho de vivir allí me cambió la vida totalmente. En Austria ven las coses de otra forma: disfrutan plenamente de la naturaleza, consumen siempre que pueden producto local, eligen siempre ecológico, comen mucha fruta y verdura, aunque haga un frío que pela salen a la calle a disfrutar de los encantadores mercados navideños mientras se toman Glühwein... 

Hallstatt, Austria


En fin, la vida allí es muy natural (en general, porque la vida en ciudades como Viena ya es otra historia...).  Todo esto me inspiró, y decidí empezar a buscar información acerca del vegetarianismo (hace ya muchos años que dejé de comer carne, pero comía el resto de animales). Leí artículos, busqué documentales (imprescindible éste: http://www.youtube.com/watch?v=es6U00LMmC4) y vi las imágenes más escalofriantes que jamás había visto. Decidí hacer el cambio paulatinamente, porque el cuerpo y la mente tienen que acostumbrarse a este nuevo estilo de vida, así que empecé por dejar de comer pescado (este primer paso muy fácil, porque en Austria no hay mar, sólo lagos, y el pescado de agua dulce no es que sea muy bueno...).  

Después dejé de beber leche de vaca, dejé de tomar yogures, dejé de comer queso, dejé de comer huevos... así hasta dejar de consumir cualquier producto de origen animal, a la vez que descubría nuevos productos: algas, quinoa, mijo, espelta, avena, centeno, tofu, semillas de lino, algarroba, patés vegetales... así que dejar de comer lo que siempre había comido no me pareció nada difícil, porque estaba emocionadísima con mis nuevos descubrimientos!! Enseguida quise probar nuevas recetas, descubrir nuevas tiendas de comida ecológica... fue genial!! 

Ahora, después de unos meses de descubrimiento y adaptación, todo sigue pareciéndome genial, he notado muchísimos cambios a nivel físico y espiritual, me siento muy bien porque ningún ser vivo sufre ni muere por mí y porque aunque sea sólo un pequeñito aporte, hago que el mundo sea mejor, y las personas que me rodean y son importantes para mí han aceptado sin problema mi nueva vida, e intentan satisfacerme en todo lo que pueden, ¿qué más se puede pedir? :) 


Foto

jueves, 14 de marzo de 2013

WELCOME ON BOARD

¡¡Bienvenidos a la Gran Fiesta Vegana!!
En este super blog voy a hablar sobretodo de comida, la fantástica comida vegana que me ha hecho feliz, pero también de viajes, lugares para perderse, ideas para disfrutar más de la vida... todo lo que voy aprendiendo cada día y que me hace sonreír.
Allá vamos...



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...